Tuesday, June 27, 2017 Register
   
blog

 

La discrepancia Fiscal

La discrepancia Fiscal

El significado de la palabra discrepar se refiere al nulo acuerdo entre dos personas

Author: SuperUser Account/Wednesday, April 2, 2014/Categories: Fiscal

Rate this article:
No rating

La discrepancia Fiscal

El significado de la palabra discrepar se refiere al nulo acuerdo entre dos personas para llegar a un acuerdo, o bien cuando una cosa no esta en armonía con otra. Desde la etimología de la palabra no podríamos establecer un concepto claro de lo que se denomina como discrepancia fiscal.

Por ello es importante considerar que este concepto como muchos otros, son parte del lenguaje fiscal que se ha incorporado en esta nueva Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que entro en vigor el 1 de enero de este año.

La legislación anterior en el Título IV denominado de las personas físicas, en las   disposiciones generales, señala una facultad de las autoridades para solicitar a los contribuyentes, la comprobación de los montos de las erogaciones superiores a los ingresos declarados, otorgando a las personas físicas un plazo de quince días para informar el origen de la discrepancia y ofrecer  pruebas para aclarar dicho supuesto.

La Ley de ISR vigente para el ejercicio fiscal 2014 señala un procedimiento de discrepancia fiscal, señalando en el artículo 91 de la Ley:

“Las personas físicas podrán ser objeto del procedimiento de discrepancia fiscal cuando se compruebe que el monto de las erogaciones en un año de calendario sea superior a los ingresos declarados por el contribuyente, o bien a los que le hubiere correspondido declarar”.

Del texto anterior se desprenden tres aspectos importantes:

•          Un procedimiento de discrepancia fiscal

•          Un concepto de Erogaciones

•          Los ingresos declarados o los que le hubiera correspondido declarar

Procedimiento de discrepancia fiscal

El mencionado procedimiento se encuentra contemplado en el mismo artículo 91 de la Ley de ISR donde señala lo siguiente:

Para los efectos de este artículo las autoridades fiscales procederán como sigue:

I.          Notificarán al contribuyente, el monto de las erogaciones detectadas, la información que se utilizó para conocerlas, el medio por el cual se obtuvo y la discrepancia resultante.

II.         Notificado el oficio a que se refiere la fracción anterior, el contribuyente contará con un plazo de veinte días para informar por escrito a las autoridades fiscales, contados a partir del día siguiente a la fecha de notificación, el origen o fuente de procedencia de los recursos con que efectuó las erogaciones detectadas y ofrecerá, en su caso, las pruebas que estime idóneas para acreditar que los recursos no constituyen ingresos gravados en los términos del Título IV.

III.       Acreditada la discrepancia, ésta se presumirá ingreso gravado y se formulará la liquidación respectiva, considerándose como ingresos omitidos el monto de las erogaciones no aclaradas.

La presunción del ingreso; se considerarán omitidos por la actividad preponderante del contribuyente o, en su caso, otros ingresos en los términos del Capítulo IX del Título IV tratándose de préstamos y donativos que no se declaren o se informen a las autoridades fiscales. En el caso de que se trate de un contribuyente que no se encuentre inscrito en el RFC, las autoridades fiscales procederán, además, a inscribirlo en el Capítulo II, Sección I de este Título.

La presunción del ingreso trae como consecuencia la determinación del impuesto omitido mismo que deberá enterar de acuerdo con las disposiciones del CFF. Pero en la no comprobación del origen de la discrepancia en los plazos señalados serán sancionados con las mismas penas del delito de defraudación.

La reforma al artículo 109 fracción I del Código Fiscal de la Federación, establece que serán sancionadas con las mismas penas del delito de defraudación fiscal, las personas físicas que perciban ingresos acumulables, cuando realice en un ejercicio fiscal erogaciones superiores a los ingresos declarados en el propio ejercicio y no compruebe a la autoridad fiscal el origen de la discrepancia en los plazos y conforme al procedimiento establecido en la Ley del ISR.

Concepto de erogaciones

Para estos efectos, también se considerarán erogaciones efectuadas por cualquier persona física, las consistentes en gastos, adquisiciones de bienes y depósitos en cuentas bancarias, en inversiones financieras o tarjetas de crédito.

Las erogaciones referidas en el párrafo anterior se presumirán ingresos, cuando se trate de  personas físicas que no estén inscritas en el RFC, o bien, que estándolo, no presenten las declaraciones a las que están obligadas, o que aun presentándolas, declaren ingresos menores a las erogaciones referidas.

No se tomarán en consideración los depósitos que el contribuyente efectúe en cuentas que no sean propias, que califiquen como erogaciones en los términos de este artículo, cuando se demuestre que dicho depósito se hizo como pago por la adquisición de bienes o de servicios, o como contraprestación para el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes o para realizar inversiones financieras, ni los traspasos entre cuentas del contribuyente o a cuentas de su cónyuge, de sus ascendientes o descendientes, en línea recta en primer grado.

Las erogaciones para efectos de determinar la discrepancia fiscal en una persona física se consideran aún y cuando no cumplan con requisitos fiscales, estén o no declaradas; pues no se trata de encontrar una deducción fiscal, sino determinar el monto total de las erogaciones realizadas por una persona, dentro de un ejercicio fiscal. Lo anterior, con el fin de conocer su capacidad económica.

Para conocer el monto de las erogaciones, las autoridades fiscales podrán utilizar cualquier información que obre en su poder, ya sea porque conste en sus expedientes, documentos o bases de datos, o porque haya sido proporcionada por un tercero u otra autoridad.

Los ingresos declarados o los que le hubiera correspondido declarar

En el artículo 150 de la Ley de ISR señala que las personas físicas que obtengan ingresos en un año de calendario, a excepción de los exentos y de aquellos por los que se haya pagado impuesto definitivo, están obligadas a pagar su impuesto anual mediante declaración que presentarán en el mes de abril del año siguiente, ante las oficinas autorizadas.

Dentro de los aspectos importantes en el procedimiento de discrepancia, se encuentran la declaración de los ingresos, mismos que debieran ser declarados por las personas físicas en su totalidad e informar en algunos casos ingresos que se consideran relevantes tales como los ingresos por sueldos e intereses.

Con respecto a algunos ingresos específicos debemos señalar que las Personas Físicas de acuerdo con el artículo 90 de la Ley de ISR en su segundo párrafo, están obligadas a informar en la declaración del ejercicio, sobre los préstamos, los donativos y los premios, obtenidos en el mismo, siempre que éstos, en lo individual o en su conjunto, excedan de 600,000.00 pesos.

La omisión de los ingresos no solo indica un problema de discrepancia, sino también una sanción que se establece en el artículo 109 fracción I del Código Fiscal de la Federación vigente, donde establece que serán sancionadas con las mismas penas del delito de defraudación fiscal quien consigne en las declaraciones que presente para los efectos fiscales, deducciones falsas o ingresos acumulables menores a los realmente obtenidos o valor de actos o actividades menores a los realmente obtenidos o realizados o determinados conforme a las leyes.

En los últimos años, las autoridades fiscales han dirigido la fiscalización, con  mayor intensidad, hacia las personas físicas, vinculando la información entre las operaciones realizadas por estas personas y las empresas.

Es evidente que las autoridades fiscales cuentan con diversos mecanismos para detectar signos de capacidad contributiva de las personas físicas, con los cuales están en la posibilidad de determinar, en forma directa o de manera presuntiva , la omisión del pago de impuestos.

En este sentido, la discrepancia fiscal prevista por la Ley del Impuesto Sobre la Renta  otorga un mecanismo de comprobación para que la autoridad fiscalizadora pueda atribuir una presunción de ingresos a los contribuyentes personas físicas, esta presunción se actualiza, en principio, cuando una persona física realiza en un ejercicio erogaciones mayores a los ingresos declarados.

Si bien es cierto que la discrepancia fiscal puede presentarse como un signo de riqueza de las personas que no han declarado la totalidad de los ingresos que perciben, también puede producirse por falta de soporte y control adecuado de la procedencia de los ingresos y movimientos financieros que realiza, generando repercusiones económicas importantes y poniendo en riesgo su patrimonio.

Number of views (1600)/Comments (0)

Tags:

0 comments on article "La discrepancia Fiscal"

Home|Nosotros|Servicios|Blog|Cursos|Contacto | Terms Of Use | Privacy Statement
Copyright (c) 2017 Desarrollo Fiscal