Tuesday, June 27, 2017 Register
   
blog

 

Gasto Público y Desarrollo Humano

Gasto Público y Desarrollo Humano

El gasto público

Author: SuperUser Account/Friday, April 4, 2014/Categories: Fiscal

Rate this article:
No rating
El gasto público es un instrumento importante para promover el crecimiento económico y el desarrollo humano, y el principal instrumento disponible a las sociedades para promover la equidad.

Los gobiernos juegan  un  papel  fundamental  en  la  provisión  de  bienes  públicos  básicos  para  la existencia y funcionamiento de los mercados y el desarrollo humano por medio de políticas redistributivas capaces de generar bases sociales amplias tanto en los insumos como en los frutos del crecimiento económico. Finalmente, una parte importante del gasto público, la parte principal en una gran mayoría de los países, se dirige a promover el crecimiento y equidad del desarrollo humano directamente.

El parámetro correcto de medición en materia del gasto público en relación con el desarrollo humano no es fácilmente medible, considerando el incremento sustancial en la población en los últimos sesenta años, en estos últimos años se han mostrado números favorables en la aplicación del gasto destinados a los conceptos de educación y salud (gasto social) pero no ha sido suficiente para solventar todas las necesidades que crecen exponencialmente, sobre todo en las ciudades con menos recursos económicos.

El gasto social en nuestro país se ha mostrado insuficiente, si lo observamos de acuerdo con las estadísticas de la OCDE, donde representa solo una tercera parte del gasto promedio de los países que integran dicho organismo y también esta por debajo del promedio de América Latina, por ello si observamos la aplicación del gasto de forma interna o externa sigue siendo insuficiente.

De esta forma numérica y sin considerar detalles cualitativos en materia de educación y salud, consideramos inadecuada la aplicación del gasto social de acuerdo con las necesidades de una población creciente sin control y con una administración centralizada en materia fiscal.

Lo anterior nos lleva a plantear un sentido de inequidad en la distribución del ingreso público, aun con los resultados a la alza que emite la administración pública en materia de gasto social (educación básica y servicios de salud para no asegurados) de las últimas décadas, así como los recursos dirigidos contra la pobreza que se traducen en programas sociales que representa herramientas políticas, más que un verdadero beneficio para la población en general.

Los mencionados programas sociales (progreso y oportunidad) tienen un trasfondo político que busca una aprobación sistemática de votantes dentro de las comunidades de bajos recursos, considerando el uso de recursos públicos para fines políticos, olvidando el concepto social para los cuales fueron creados. De este modo aunque el concepto de gasto sea dirigido los resultados son escasos para el desarrollo humano.

Las asignaciones de recursos a conceptos sociales han sido altamente regresivos aun con sus innumerables programas sociales en diferentes actividades productivas, ya que los objetivos clientelares que se buscan, solo polarizan el aspecto social y económico de los propios sectores productivos.

El nulo desarrollo social logrado hasta nuestros días ha generado una visión equivocada de la ciudadanía y como consecuencia una falta de productividad y desarrollo de los sectores productivos, dando como resultado una desigualdad en la generación de ingresos que no se ha podido controlar, sin embargo, los apoyos siguen siendo utilizados para los mismos fines políticos.

La ineficiencia en la aplicación del gasto público da como resultado una desigualdad del ingreso y como consecuencia una falta de equidad y efectividad de los instrumentos redistributivos disponibles para el Estado, perdiendo uno de los objetivos principales de su función como Estado rector.

Esta ineficiencia expuesta en la aplicación del gasto se genera primordialmente por factores políticos y los grupos de poder tales como sindicatos y grupos sociales de choque que son controlados por las mismas fuerzas políticas, que en su conjunto representa el obstáculo más amplio al desarrollo social que se pretenda buscar, aun por encima de las modificaciones legales que dicte el propio Estado.

Si un Estado falla en la distribución del ingreso tenemos como resultado inmediato la perdida de generación de nuevos ingresos para el mismo Estado, rompiendo el ciclo de distribución, por ello la necesidad de fortalecer las políticas fiscales de recaudación sobre sectores que son fácilmente fiscalizables (trabajadores) y la generación de deuda pública para solventar los gastos que se requieren para seguir sosteniendo las actividades del Estado.

La incapacidad de generar riqueza por parte de un grupo mayoritario de la población orilla al propio Estado a otorgar subsidios al consumo, mismos que tienen un impacto futuro difícil de controlar, tal vez estos conceptos representan una de las principales causas del incremento de la pobreza en la época actual, ya que el objetivo ya no es el mismo y representa un gasto que no se puede eliminar a corto plazo.

Los subsidios generalizados tales como el subsidio a la gasolina, al gas, a la electricidad  y los subsidios dirigidos como los apoyos a la alimentación, el apoyo a adultos mayores y el seguro popular han generado un incremento al gasto público que no genera riqueza, rompiendo la cadena de distribución del ingreso y la necesidad constante de obtener recursos de otras fuentes de financiamiento no fiscales.

Por todo lo expuesto debemos considerar que el análisis del gasto público es trascendental porque  representa el principal instrumento disponible a las sociedades para promover la equidad del desarrollo humano en economías mixtas, especialmente en condiciones de extrema desigualdad en la capacidad del gasto privado de los hogares, como es el caso de México.

Los niveles más bajos de desigualdad en el mundo se observan en países que han logrado trayectorias de crecimiento incluyente y sostenido a partir de acciones públicas, amplias y efectivas. En este contexto, la equidad  y efectividad del  gasto  público  resulta de particular importancia  para escapar de esta trampa de desigualdad y detonar una trayectoria sostenida de desarrollo con equidad.

Number of views (1276)/Comments (0)

0 comments on article "Gasto Público y Desarrollo Humano"

Home|Nosotros|Servicios|Blog|Cursos|Contacto | Terms Of Use | Privacy Statement
Copyright (c) 2017 Desarrollo Fiscal